“La naturaleza se está desmoronando” advierte informe de WWF

Informe “Planeta Vivo” señala las cifras y factores de la destrucción acelerada y sin precedentes de la naturaleza

Un gorila de las tierras bajas del este, endémico de los bosques montañosos de la República Democrática del Congo. Chris Martin Bahr, WWF
25 septiembre 2020
25 septiembre 2020

This post is also available in: Inglés

La población mundial de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces ha disminuido en más de dos tercios en los últimos 50 años, como un resultado “catastrófico” de la destrucción de la biodiversidad del planeta a manos de la humanidad, apunta el Living Planet Report 2020 (Informe Planeta Vivo), una publicación nueva y crucial del World Wildlife Fund (WWF).

La publicación, que versa sobre la importancia de la biodiversidad, menciona la producción no sostenible de alimentos, la deforestación, la destrucción de hábitats y la sobreexplotación de la vida silvestre como los factores claves que contribuyen a esta pérdida de biodiversidad, así como a la aparición de enfermedades zoonóticas como el COVID-19.

“La pérdida de la naturaleza y de la biodiversidad es tan seria que está provocando un impacto catastrófico no solo en las poblaciones de animales silvestres, sino también en la salud humana y en todos los aspectos de nuestras vidas”, explicó Marco Lambertini, director general de WWF, en una rueda de prensa.

Elefantes de los bosques africanos (Loxodonta cyclotisat) durante la salida del sol en Dzanga Bai, Reserva Especial Dzanga-Sangha, República Centroafricana. Andy Isaacson, WWF
Elefantes de los bosques africanos (Loxodonta cyclotisat) durante la salida del sol en Dzanga Bai, Reserva Especial Dzanga-Sangha, República Centroafricana. Andy Isaacson, WWF

“La naturaleza se está desmoronando. Nuestro planeta está dando señales de alarma de la quiebra del sistema terrestre”.

El Índice Planeta Vivo  (IPV) del informe, que mide el estado de la biodiversidad biológica mundial, fue proporcionado por la Sociedad Zoológica de Londres. Este describe cómo los factores que, se piensa, aumentan la vulnerabilidad del planeta a las pandemias también fueron algunas de las causas del del descenso medio del 68 % en las poblaciones mundiales de las especies de vertebrados entre 1970 y 2016. La mayor parte de estas pérdidas se están dando entre los anfibios, reptiles y peces de agua dulce en todas las regiones del planeta, pero especialmente en Latinoamérica y el Caribe.

El informe del WWF también destaca que:

  • Las especies más grandes (de más de 30 kg) enfrentan mayores niveles de sobreexplotación­ –por ejemplo, el esturión y el bagre gigante del Mekong, los delfines de río, las nutrias, los castores e hipopótamos;
  • Se ha documentado el doble de extinciones de plantas que extinciones de mamíferos, aves y anfibios juntos;
  • Los océanos están en peligro debido a la presión que ejercen la sobrepesca, la contaminación y el desarrollo de las zonas costeras;
  • El suelo alberga uno de los mayores reservorios de biodiversidad sobre la Tierra: hasta el 90 % de los organismos vivos en los ecosistemas terrestres pasan parte de su ciclo de vida en hábitats en el suelo.
Abeja cortadora de hojas y flores de algodoncillo en Dakota del Sur, Estados Unidos Clay Bolt, WWF
Abeja cortadora de hojas y flores de algodoncillo en Dakota del Sur, Estados Unidos Clay Bolt, WWF

El documento también muestra cómo la disminución de la biodiversidad se produce de forma dispareja en todo el mundo. Una caída del 94 % en el IPV en las regiones subtropicales de las Américas “es el resultado más impactante observado a escala planetaria”. Este se ha producido por la conversión de pastizalessabanasbosques y humedales para uso agrícola , así como por la sobreexplotación de especies, el cambio climático y la introducción de especies exóticas.

Los sistemas alimentarios no sostenibles son el centro de la pérdida de biodiversidad. El informe establece el año 2030 como el plazo límite para revertir estas tendencias y transformar la oferta y demanda de alimentos, incluyendo el cambio del comportamiento de los consumidores hacia opciones más saludables y amigables con el medioambiente.

Si el mundo sigue con su enfoque “de siempre”, las tasas actuales de pérdida de biodiversidad continuarán en los próximos años, advierte el informe.

“El Informe Planeta Vivo 2020 remarca cómo la destrucción cada vez mayor de la naturaleza, provocada por la humanidad, está teniendo impactos catastróficos, no solo en las poblaciones de animales silvestres sino también en la salud humana y en todos los aspectos de nuestras vidas”, señaló Lambertini.

Una vista aérea del litoral atlántico en Gabón. Los bosques en este país se extienden hasta la costa. James Morgan, WWF
Una vista aérea del litoral atlántico en Gabón. Los bosques en este país se extienden hasta la costa. James Morgan, WWF

El IPV, que monitoreó casi 20 811 poblaciones de 4392 especies vertebradas entre 1970 y 2016, también muestra que las poblaciones de animales silvestres de hábitats de agua dulce se han reducido en un 84 %, con caídas anuales promedio de 4 % desde 1970. Un ejemplo de ello es la población de desove del esturión del río Yangtsé de China, que para 2015 se había reducido a solo 3 % de lo que era en 1982, debido a la represa de esta vía fluvial.

Andrew Terry, director de conservación de la Sociedad Zoológica de Londres, advirtió que si no se hacen cambios importantes, las tasas de extinción de los animales silvestres seguirán creciendo. Sin embargo, también expresó optimismo. “Con compromiso, inversión y conocimientos, estas tendencias pueden revertirse” dijo.

El Informe Planeta Vivo 2020 ha coincido con la sesión 75a de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se espera que los líderes revisen el avance hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo de París sobre cambio climático y el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).

Se cree que el delfín de río chino posiblemente se haya extinguido debido a las influencias humanas en sus poblaciones y hábitats. Mark Carwardine, Biblioteca de imágenes de la naturaleza, WWF
Se cree que el delfín de río chino posiblemente se haya extinguido debido a las influencias humanas en sus poblaciones y hábitats. Mark Carwardine, Biblioteca de imágenes de la naturaleza, WWF

Deja un comentario