Restaurar la Tierra es cuestión de supervivencia

Participante del Global Landscapes Forum de New York, en la sede de las Naciones Unidas. Justin K. Davey, GLF
3 October 2019

This post is also available in: Inglés Francés

Los pueblos indígenas, el conocimiento tradicional y la agricultura emergen como soluciones en el Global Landscapes Forum NYC.

Autumn Peltier tiene solo 15 años, sin embargo,  ha asumido la responsabilidad de velar por toda el agua del planeta. Como comisionada en jefe del Agua de la Primera Nación Anishnawbek de Canadá, es una activista por la seguridad al agua limpia y los derechos indígenas.

“Dentro de nosotros fluye el agua original, la sangre vital de la Madre Tierra que nos sostiene, pues venimos de ella”, dijo Peltier en la sede de la ONU en Nueva York, el 28 de septiembre de 2019. “El poder de la Madre Tierra está en su sangre vital, que son nuestras aguas. Ella tiene el poder de destruirnos a todos y si seguimos haciéndole daño, un día puede decidir destruirlo todo”.

Autumn Peltier, un líder indígena de 15 años y activista del agua del norte de Ontario, Canadá. Justin K. Davey, GLF

El discurso de Peltier inauguró el Global Landscapes Forum de Nueva York, un evento desarrollado en el marco de la Semana del Clima y la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU, estos últimos marcados por las “huelgas climáticas” organizadas por jóvenes en todo el mundo, los comentarios enérgicos de la activista Greta Thunberg y la denominación de la década de 2020 por los delegados como “la década del clima”.

Ante todos estos clamores, el GLF se centró en una solución comprobada para frenar el calentamiento global y combatir el cambio climático: la restauración de los paisajes de la Tierra.

En marzo de este año, la Asamblea General de la ONU declaró la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, que plantea dedicar diez años, a partir de 2021, al desarrollo de investigación, conocimiento tradicional, finanzas, activismo, mercados de consumo y toma de conciencia pública sobre los beneficios económicos, sociales y ambientales de la restauración de los paisajes degradados.

Según la Alianza Global para la Restauración de los Bosques y los Paisajes (GPFLR por sus siglas en inglés), existen alrededor de 2 000 millones de hectáreas de paisajes degradados —un área del tamaño de América del Sur— que impactan de manera negativa en la vida de por lo menos 3 200 millones de personas y equivalen a un 10 % de pérdida del PBI mundial.

Si bien un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) advirtió el año pasado sobre la necesidad de limitar el calentamiento global a 1,5 °C  por encima de los niveles preindustriales para el año 2030, otro informe del mismo organismo hecho público en agosto de este año reveló que el calentamiento en el aire de la superficie terrestre ya promedia 1,53 °C, estando así por encima los niveles límites indicados.

El costo estimado de restaurar una porción de 350 millones de hectáreas del territorio degradado es de aproximadamente USD 800 000 millones, según Inger Andersen, directora ejecutiva de  ONU Medio Ambiente, quien señaló además que esto equivale a tan solo dos años de subsidios a los combustibles fósiles. Para poner las cosas en perspectiva, Robert Nasi, director general del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), agregó que el gasto militar mundial equivale a USD 1,8 billones.

Por otro lado, se estima que restaurar el mencionado territorio podría generar retornos por USD 9 billones.

“Esta década se trata de nuestra propia supervivencia”, señaló Andersen.

Por su parte, Alexandria Villaseñor, cofundadora de Earth Uprising, una organización activista con sede en los Estados Unidos, que es es parte de la movilización por las“huelgas climáticas”, afirmó que la crisis del clima está poniendo en riesgo el derecho de los niños a la vida, establecido por el artículo 6 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Alexandria Villaseñor habló sobre cómo su asma provocada por incendios forestales en California la motivó a tomar medidas contra el cambio climático. Justin K. Davey, GLF

Con el fin de brindar una base a la Década para la Restauración de los Ecosistemas, el evento se centró en el estado actual de los diferentes ecosistemas del mundo, incluidos bosques, paisajes agrícolas, montañas, tierras áridas y pastizales, turberas y humedales, y océanos y zonas costeras.

Es así como los debates destacaron soluciones rentables para restaurar cada tipo de ecosistema, como el cultivo de biomasa para biocombustibles en las turberas; la integración de bosques y tierras de cultivo para mejorar la salud del suelo y la biodiversidad en la producción de alimentos; o la movilización de individuos para plantar árboles mediante una divertida aplicación para el teléfono.

Casi todos los métodos de restauración discutidos son lo que los ambientalistas llaman “soluciones basadas en la naturaleza”, término que ha venido ganando espacio en las discusiones internacionales sobre el clima y que constituyó el foco de la cumbre de la ONU y la Semana del Clima.

“Estamos en una carrera contra el tiempo, pero no podemos correr en contra de la naturaleza”, dijo Tony Simons, director general de ICRAF. “Debe ser una carrera [junto] con la naturaleza”.

El papel de los pueblos indígenas, cuyas tierras tradicionales albergan el 80 % de la biodiversidad del mundo, ocupa un lugar central en Década para la Restauración de los Ecosistemas —así como las iniciativas ambientales y de sostenibilidad—, al amplificar el alcance de los conocimientos tradicionales sobre métodos de restauración que funcionan.

Hindou Oumaro Ibrahim, coordinadora de la Asociación de Mujeres y Pueblos Indígenas de Chad, donde dos tercios de la tierra continúan degradándose debido al cambio climático, el avance del desierto y la pérdida de biodiversidad, mencionó como ejemplo el caso de su abuela: “No tiene un doctorado en restauración de tierras, pero actualmente es reconocida por el IPCC porque es una experta sobre su tierra. Entonces, ¿por qué en lugar de decir ‘necesitamos ser expertos sobre esto’ no acudimos a quienes ya llevan siglos restaurando? Porque esos pueblos indígenas que no tienen un doctorado saben mejor [que nadie] cómo restaurar sus tierras de manera sostenible”.

El músico nominado al Grammy y el embajador de buena voluntad de la ONU Rocky Dawuni dio un concierto en el foro. Justin K. Davey, GLF

El cambio requerido en los sistemas alimentarios y en el consumo para proteger los paisajes fue uno de los temas centrales del día, y abarcó desde los hábitos alimenticios hasta un incremento de la ayuda a los agricultores. El profesor de Harvard Walter Willett, uno de los principales nutricionistas del mundo y co-comisionado del difundido informe de EAT-Lancet de 2018, alentó al consumo de dietas compuestas en un 50 % por frutas y verduras, las cuales han demostrado ayudar a reducir la carga sobre los sistemas de salud al disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. Asimismo, señaló que gracias a la disminución del ganado y el pastoreo no sostenible se han reducido las emisiones de efecto invernadero.

Impossible Foods, una compañía productora de carne a base de plantas que tuvo a su cargo el almuerzo del evento, ilustró con un ejemplo de mercado dichas recomendaciones, pues cuenta con un sustituto de carne a base de soya que produce un 90 % menos de emisiones de gases de efecto invernadero que la carne y requiere aproximadamente 28 metros cuadrados menos de tierra. El sustituto de carne molida de esta marca ha sido declarado como indistinguible de la carne de res, y sus ventas han crecido cinco veces tan solo desde inicios de 2019.

Chris Newman, cofundador de Sylvanaqua Farms, compañía centrada en la permacultura, sugirió incentivar a los agricultores a plantar de una manera sostenible, tomando en cuenta la salud del suelo, la biodiversidad y el uso del agua en la producción de alimentos, práctica conocida como agricultura regenerativa.

Para que estas experiencias tengan continuidad, es crucial recibir más apoyo proveniente del financiamiento privado para pagar una remuneración justa a los agricultores e incentivar a las generaciones futuras a seguir aprendiendo cómo cultivar a la vez que incorporan el conocimiento indígena en sus prácticas agrícolas.

El presidente de la Organización Mundial de Agricultores, Theo de Jager, señaló que los debates internacionales sobre el cambio climático deben incluir una mayor representación de los agricultores, y que a pesar de los 27 años transcurridos desde la suscripción del Protocolo de Kioto aún hay poca inclusión de los agricultores en los procesos internacionales de toma de decisiones.

“Las semillas duermen en lo profundo, esperando las condiciones adecuadas del suelo para volver a crecer”, comentó al respecto Janene Yazzie, co-coordinadora del Grupo Principal de Pueblos Indígenas para el Desarrollo Sostenible.

Pero la restauración no funcionará por si sola si no va de la mano con la descarbonización y la reducción de la dependencia en los combustibles fósiles. La montañista, fotógrafa y documentalista Taylor Rees compartió información sobre su reciente trabajo de filmación en el desierto de Atacama, en los Andes, donde la expansión de las minas de litio para baterías de automóviles eléctricos se está dando a expensas de los pueblos indígenas de la región, pues las minas requieren enormes cantidades de agua dulce y crean obstáculos a las tierras tradicionales.

“Es una locura pensar que los autos eléctricos también puedan poner vidas en peligro”, dijo. “Debemos tener el valor suficiente para enfrentar [todas estas] complejidades”.

En este sentido, Peltier recalcó: “Lo dije una vez y lo repetiré. No podemos comer dinero ni beber petróleo”.

“Necesitamos ser un aguacero”, dijo Bill McKibben, fundador de 350.org y autor de algunos de los libros más vendidos, convirtiendo la labor de Peltier a favor del agua en una metáfora más amplia.

“Necesitamos ser una inundación humana en la próxima década, para arrasar con gran parte del viejo mundo y hacer espacio para lo que está por venir”, sentenció.

Miembros de la audiencia en el foro. Justin K. Davey, GLF

Revive los discursos del GLFNYC2019 en video


Leave a Reply