Bienvenida, Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030

Ollivier Girard
2 marzo 2019
Sandra Cordon

This post is also available in: Inglés Francés

Las Naciones Unidas ha emitido un histórico llamado a la acción para movilizar el apoyo político y financiero necesario para restaurar los ecosistemas degradados y deforestados del planeta en la próxima década, y así impulsar el bienestar de 3,200 millones de personas en todo el mundo. Más de 2 mil millones de hectáreas, un área más grande que el continente sudamericano, podrán ser restauradas gracias a esta iniciativa.

La Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas, aprobada por la Asamblea General el 1 de marzo, se extenderá desde 2021 hasta 2030 y promoverá la ampliación de los trabajos de restauración para abordar la grave degradación de los paisajes, incluidos los humedales y los ecosistemas acuáticos en todo el mundo.

Se espera que la Década lleve las acciones de restauración de los paisajes a la cima de las agendas nacionales, en base a la creciente demanda pública de acción en temas como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y los impactos resultantes sobre las economías y los medios de vida.

«Creo que hay muchas estrellas que se están alineando ahora», dijo Tim Christophersen, jefe de la Subdivisión de Agua, Tierras y Clima de ONU Medioambiente, quien se desempeña como presidente de la Asociación Global sobre Restauración del Paisaje Forestal, en una entrevista con Landscape News.

«Tenemos que conservar lo que queda, detener el sangrado, pero también darle a la paciente Tierra una transfusión de sangre», dijo.

«Estas cosas tienen que ir en paralelo. Hay una comprensión más clara ahora, y el amplio movimiento para la restauración tiene muchos años de experiencia», agregó.

ONU Medioambiente trabajará con la Organización de las Naciones Unidas para la  la Alimentación y la Agricultura (FAO) en la dirección de la implementación de la Década.

La idea de la Década surgió a partir de una propuesta de El Salvador, un líder latinoamericano de los esfuerzos ambientales, a fin de unificar recursos globales y dedicar 10 años a promover acciones de restauración. Durante un evento clave como parte de las actividades del Desafío Bonn en marzo de 2018 en Foz de Iguazú, Brasil, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador (MARN) instó a la comunidad internacional a apoyar la idea de una década dedicada a la restauración de los paisajes.

El MARN, junto con el ex director de ONU Medioambiente, Erik Solheim, continuó promoviendo la adopción de la Década en otro evento GLF en Nairobi en agosto 2018, un preludio directo a la propuesta de la Década que se hiciera pública en septiembre pasado en la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Se estima que la degradación de la tierra le cuesta a la economía mundial entre USD 2 y 4,5 mil millones cada año, mientras que los beneficios económicos de los esfuerzos de restauración podrían alcanzar anualmente un estimado de USD 84 mil millones. Cada año, al menos 7 millones de hectáreas de paisajes forestales tropicales desaparecen o son degradados, lo que pone en riesgo los medios de vida, la biodiversidad y la seguridad alimentaria, al tiempo que exacerba el cambio climático, los conflictos sociales y la migración humana.

La Década también tiene como objetivo restaurar las zonas costeras y humedales, ecosistemas que han ido disminuyendo incluso más rápidamente que los ecosistemas terrestres. Se proyecta que los arrecifes de coral disminuirán en un 70 a 90 por ciento más, con un aumento de 1.5 grados Celsius de la temperatura global, con graves efectos para  la biodiversidad, la economía global y la atmósfera.

«Esta es una gran oportunidad para generar impulso y voluntad política, conciencia, y capacidad técnica en todos los niveles», dijo Christophersen. “Y creo que estamos listos, porque existe un movimiento muy amplio de restauración que tiene muchos años de experiencia. Estamos listos para escalar”.

Un mayor financiamiento podría implementar y ampliar los proyectos de restaurar ecosistemas, revertir la degradación de los suelos y la pérdida de la biodiversidad, así como afianzar los esfuerzos a nivel nacional para cumplir con los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

«La degradación de nuestros ecosistemas ha tenido un impacto devastador tanto en las personas como en el medio ambiente», dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de ONU Medioambiente en un comunicado de prensa. «Estamos entusiasmados de que el impulso para restaurar nuestro entorno natural haya ido ganando espacio, porque la naturaleza es nuestra mejor alternativa para enfrentar el cambio climático y asegurar el futuro».

La Década para la restauración acelerará los objetivos ya existentes, como el Desafío de Bonn, que apunta a restaurar 350 millones de hectáreas de ecosistemas degradados para 2030, por un valor estimado USD 800 mil millones. Hasta la fecha, unos 57 países, gobiernos subnacionales y organizaciones privadas se han comprometido a restaurar más de 170 millones de hectáreas, en base a esfuerzos regionales como la Iniciativa 20×20 en América Latina y la AFR100 para la restauración del paisaje forestal africano, cuya meta es restaurar 100 millones de hectáreas de tierras degradadas para 2030.

La restauración de 350 millones de hectáreas de tierra degradada para 2030 podría generar USD 9 mil millones en servicios ecosistémicos y eliminar de la atmósfera entre 13 y 26 gigatoneladas de gases de efecto invernadero, algo fundamental para los medios de vida y el bienestar humano, agregó José Graziano da Silva, director general de la FAO.

«Nuestros sistemas alimentarios globales y los medios de vida de miles de millones de personas dependen de que todos trabajemos juntos para restaurar ecosistemas sanos y sostenibles para hoy y para el futuro», dijo.

La restauración de los ecosistemas también es fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular el referido al cambio climático, la erradicación de la pobreza, la seguridad alimentaria, el agua y la conservación de la biodiversidad.

«Creemos que todos los países, de alguna manera, están preparados para dar un gran salto en la restauración», dijo Lina Pohl, ministra de medio ambiente y recursos naturales de El Salvador.

“Esto no se puede lograr en solo un año. No puedes restaurar un país en un año. Por eso se necesita  un esfuerzo coordinado durante una década», destacó.

Para leer:

Nota Conceptual de la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas 2021-2030

Jefe de ONU Medio Ambiente respalda propuesta de Década de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas

Países miembros de la Iniciativa 20 × 20 piden tener un mejor acceso a fondos climáticos y financiamiento privado para la restauración de tierras

Los delegados del Brasil del Desafío de Bonn evalúan los esfuerzos de restauración forestal en todo el mundo



Deja un comentario